Archivos para noviembre, 2013

MARCADOS

Publicado: noviembre 25, 2013 en Reflexiones
Hola amigossss con un frio tremando y dedos entumidos casi al borde del calambre amm  (¬¬) bueno creo que exagere je (¬¬)’, amigos cuídense en estos cambios de fríos y cada frente 2344 que entra y si el frio tiene frente, donde están los ojos (jeje chite que ni caso jaaja), bueno ya Poyo a escribir, bueno amigos esta reflexión sucedió cuando el Pastor me dijo que predicara en la misión y pues orando a dios por saber que predicar, tener lo indicado que Dios quería hablar a la gente; des pues de salir de la iglesia invite a comer mi prometida y  mientras comía con ella salió un comercial que llamo mi atención y era sobre unos tatus que salen en un producto de sabritas, (ash poyo como que de tatus), si amigos Dios pudo en mi corazón este pasaje y si quieres saber de que se trata lee todito.
COMENSAMOOOOOSSS.
Cantares 8:6-7Reina-Valera 1960 (RVR1960)
6 Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.
7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían.
Amigos el libro de Cantares es un libro poético, lleno de romanticismo, una historia de amor y que da buenos consejos sobre el amor, que inclusive puedes sacar algún poema de cantares; aclaro que tienes que cambiar lo que dice amigo y no llegues con la muchacha que te gusta “oh tus dientes como manadas de ovejas” inspírate de ahí pero busca fracs actuales je. En este libro de Cantares podemos sacar también una relación de Dios y el hombre y de aquí saco esta reflexión.
  1. Las Marcas de la vida.
Muchas veces somos marcados por algún acontecimiento en nuestra vida, algo que vimos, algo que nos paso, algo que nos desilusiono, algo algo que nos marcó de por vida.
  1. Las Marcas de los Problemas.
Todos tenemos problemas en la vida, quizá viviste el divorcio de tus papas, quizá un desamor, una traición, un problema económico. Pero todos tenemos problemas, los chavitos hoy en día los termina el novio (a) y andan llorando porque no pueden vivir sin esa persona y tienen 13 en adelante o ya jóvenes suele pasar lo mismo y se quieren cortar las venas con hoja de papel (ash poyo apoco a ti no te paso) claro, muchas veces me paso pero no dejemos que eso nos marque la vida, los problemas si tienen solución aunque se vean difíciles.
  1. Las Marcas de la Angustia.
Cuantas veces no nos hemos angustiado cuando salimos del médico, de la escuela porque ahí que pagar la colegiatura, porque presentaremos algún examen, nos angustiamos en ocasiones por cosas pequeñas que nos llegamos a enfermar, nos entristecemos, nos deprimimos. Dios es quien quita todas esas marcas.
  1. Marcados por Dios.
Nosotros debemos ser marcados no por lo que pasa en la vida, los problemas o las angustias; un hombre llamado Jacob fue marcado por su nombre (usurpador) su hermano quería matarle por haber tomado su primogenitura, su suegro se enojó con él y en su vida fue marcado y en los momentos de desesperación y sin salida alguna porque su hermano venía a su encuentro, el manda a su familia y algunos presentes para recibir su perdón, estando solo en la anguistia, en el problema, el Ángel de Jehová se presentó y Jacob decide luchar, en su pelea el fue lastimado de su muslo pero siguió y siguió hasta que el Ángel de Jehová le dijo que le dijera su nombre y fue por su deseos de ser diferente que le cambiaron el nombre a Israel por que lucho contra Dios y el hombre y gano, fue marcado por una grande bendición y la gente se tuvo que dar cuenta por que caminaba diferente, quizá le preguntaba ¿Jacob porque caminas así?, les respondía: no me llames Jacob si no Israel porque Dios me cambio el nombre y estas son las marcas de mi lucha por esa bendición:
Nosotros somos marcados por el amor de Dios, tatuados por su sangre preciosa, sellados por el Espíritu Santo, es su misericordia grande que es la que nos marca, no nos dejemos marcar por otras circunstancias, por los problemas y las angustias; dejemos que seamos marcados por Dios y seamos felices, gozándonos en las bendiciones que Dios nos ha preparado.

 

¿Y tú porque estas marcado?