Archivos para julio, 2015

CARETAS!

Publicado: julio 24, 2015 en Reflexiones

Juan 2:23-25

23 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía. 24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

Buen viernes a Todos!! Espero se encuentren muy bien! Comenzamos con la reflexión de hoy.

El ministerio de Jesús va arrancando, ya había llamado a algunos de sus discípulos, ya había hecho el milagro de la conversión del agua en vino, ya había entrado al templo en Jerusalén y se había enojado mucho al grado de que hecho fuera bueyes, ovejas, les hizo un tiradero a todos los vendedores, por el celo que lo consumió de ver su casa como un mercado, para esto la fama de Jesús estaba incrementándose, rapidísimo, las señales que estaba haciendo provocaba que la gente se preguntara ¿quién es El? Y este pasaje dice además estaban creyendo en El por las señales que veían pero Jesús no se confiaba de ellos porque LOS CONOCIA.

Nadie se los había presentado, el no convivía con ellos pero LOS CONOCIA.

Pero me llama aún más la atención que dice el pasaje que Jesús no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre (de los que le buscaban y “creían” en El) pues Él sabía lo que había en el hombre.  En la Biblia TLA (Traducción al lenguaje Actual dice: “ni necesitaba que le dijeran nada de nadie, porque los conocía a todos y sabía lo que pensaban”

Esto es tan importante que entendamos. A toda esa gente que decían creer en El, Jesús los conocía, y no necesitaba que nadie le diera referencia de ellos porque Cristo sabía aun lo que había en el corazón.

Así como en aquel tiempo chicos y chicas, Jesús también nos conoce, Jesús tampoco necesita que nadie le diga quién o como somos. Muchas veces, (algunos permanentemente) ponemos caretas con la gente que tenemos a nuestro alrededor, con nuestros amigos somos una cosa; los buena onda, los que siempre están ahí para ayudar, los que le entran a todo incluso a tomar o fumarte un cigarro, con la familia otra, los que nos portamos bien, o los rebeldes porque no nos gusta que nos manden a hacer lo que no nos gusta, y en la iglesia otra, los santos, espirituales, los que detestan el pecado, los que merecen el cargo, un liderazgo, cantar o predicar…. Pero independientemente de cómo nos ven los demás, hay algo que no podemos controlar por más que finjamos, y eso es el cómo nos ve Dios, toda careta que intentes ponerte nunca será efectiva para hacerle creer a Dios algo que no somos. Delante de Sus ojos todo está expuesto, todo se ve con claridad dice Hebreos 4:13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en Su Presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de Aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Tu eres realmente, quien está expuesto delante de Dios, tu eres, el que Dios conoce, con todas tus virtudes y con todos tus errores, no los que la gente piensa que tienes sino lo que Dios sabe que tienes. Tu no necesitas decirle a Dios yo soy así Señor, EL TE CONOCE.

Debe entonces importarnos ser los mejores delante de El. ¿Y cómo saber cómo agradarle o como ser para que El nos vea como nosotros queremos? Tienes un gran libro, la carta donde Dios te dice como ser para realmente serle agradable, pero necesitamos abrirlo, la Biblia como un espejo cuando la lees te reflejas en ella y puedes ver tus imperfecciones, y si la Palabra hace algo en ti, te ayuda a quitar esas imperfecciones de tu vida.

Si algo verdaderamente importa es, quien eres delante de Dios, como se ve tu rostro, como se ven tus vestiduras, Moises buscaba la Presencia de Dios, su comunión con El lo perfeccionaba, la intimidad con Dios lo transformo, tanto bien le hacia, que su rostro llego a brillar.

Te has preguntado ¿Cómo me veo delante de Dios? Proverbios 21:2 dice: Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones. Asi que El pesa tu corazón, El te conoce, No necesita que nadie le hable de ti. Preocupemonos y ocupémonos entonces de ser delante de Dios los que El quiere que seamos!

Buen fin de semana!!! Dios les bendiga!!

EN BUSCA DE TESOROS

Publicado: julio 10, 2015 en Reflexiones

Hola amigo, hoy ya es viernes… si si si, algunos ya tiene todo planeado para este fin, pero ¿ya planeaste estar con Dios?

Antier platicábamos mi esposa y yo cuando íbamos a casa de una tía y en esa cuadra vivía también una tía que falleció y ella atesoraba mucho sus plantas, amante de las matas como ella decía y me decía mi esposa, como tu tía tenía sus rosales y al partir no nos llevamos nada y yo le respondía que es mejor hacer tesoros en el cielo…

Comenzamosssssssssssssssss…

Dice la Biblia en Mateo 6:19-34 Reina-Valera Antigua

19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompe, y donde ladronas minan y hurtan;

20 Más haceos tesoros en el cielo, donde ni polilla ni orín corrompe, y donde ladrones no minan ni hurtan:

21 Porque donde estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón.

Muchas veces queremos el celular más chido del mercado, el IPh4, 6 etc. O cualquier otro celular, el mejor, ahorramos, juntamos el dinero, tenemos nuestra meta y cuando logramos juntar el dinero y tenemos en nuestras manos el celular que deseamos, que hicimos mucho por obtenerlo, que ahorrabas, le pedías a tus papas, trabajaste arduamente y al tenerlo sientes que tus manos brillan, tus ojos se llenan de lágrimas y tu cuerpo tiembla de emoción (bueno creo que exagere un poquito) bueno lograste comprarlo y cuál es tu sorpresa que al día siguiente sale la versión 10.0001 y tu apenas obtuviste el 10.0000 (jeje suele pasar), quizá no necesariamente en un celular, podría ser una lap, un auto, los que se van a casar (casa, muebles, un buen trabajo y por supuesto un buen sueldo); los chavos o chicas la ropa de moda y todo aquello que podrás comprar con dinero. Ustedes han de pensar que yo estoy en contra de eso, ya me los imagino diciendo (ash poyo, pero si necesitamos esto o aquello) si si, y no estoy en contra de que necesitamos esto o aquello, yo igual antes de casarme necesitaba muebles y cosas materiales, pero amigos no se trata de desear mas las cosas materiales si no las que Dios nos da, esas bendiciones que Él nos prometió, promesas que encontramos en la biblia (Dios nos dará lo mejor, pero nosotros también tenemos que darle lo mejor a Dios).

Un joven que tenía muchas riquezas y cuando vio que Jesús pasaba, el corrió y  se arrodillo y le dijo maestro bueno ¿Qué are para heredar la vida eterna?, Jesús le respondió y le dijo cumple con este y este mandamiento (si no sabes bien la historia lee la biblia en Marcos 10: 17-30, pero léela), el joven le dijo que los mandamientos había cumplido a lo cual Jesús le vio y dice la biblia que lo amo, ósea por cumplir los mandamientos y la sinceridad de su corazón lo amo, todo muy bien hasta que le dijo el Maestro, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres y vienes a seguirme. Este Joven tenía sus riquezas por encima de todo que se fue triste (no enserio de que los hay los hay) estaría cerca del Maestro obtendría la vida eterna pero prefirió las riquezas. Jesús con mucha razón dijo “…cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, los que confían en sus riquezas…” (Marcos 10:24). La biblia es clara donde tienes tus tesoros, allí estará tu corazón; en el cielo nos espera una corona, la vida eterna, estar con Dios, con Jesús, en un lugar muy especial que nos prepara, solo vasta desear estar con el, cumplir lo que en la biblia viene (vivir, apasionarnos y caminar como a Dios le agrada).

Amigos, no busques tesoros en la tierra, al final de nuestra vida no nos llevaremos nada, aun que digas pero quiero disfrutarlas, si entiendo, pero las cosas vienen y van, pero la vida eterna, si amigo es eterna, una vida de gozo, felicidad y paz, mejor has tesoros en el cielo.

¿Y TU DONDE BUSCARAS TU TESORO?

NO BAJES LOS BRAZOS

Publicado: julio 6, 2015 en Reflexiones

Exodo 17: Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano. 10 E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. 11 Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; más cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. 12 Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. 13 Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada.

Buenas tardes chavos!! Dios les bendiga!!! Comenzaaaamos con la reflexión!!!

Hoy vamos a hablar de una batalla épica en la Biblia y es la guerra contra Amalec contra Israel. El brazo ejecutor de la batalla en tierra era Josué, sin embargo el brazo que realmente peleaba era el de Dios.

Vemos a Moisés en la cima de un collado y que dependiendo de la postura de sus brazos era lo que sucedía en la batalla, si Moisés bajaba los brazos, Amalec iba venciendo,  pero si sus brazos estaban arriba, Israel era quien vencía.

Y es que bajar los brazos significa, no poder más, dejar de persistir, parar el esfuerzo, detenerse, y eso es lo que justamente Moisés no podía permitirse. Bajar los brazos definitivamente acabaría en la derrota total del pueblo.

Si esto hubiese pasado, te imaginas después a Moisés diciendo, ¿qué habría pasado si no los hubiera bajado? ¿Cuantas veces nosotros hemos bajado los brazos? ¿Cuantas veces ya no quisimos saber de nada? ¿Cuántas veces nos cansamos de esperar una respuesta y como no veíamos nada decidimos ya no orar, ya no ayunar, dejar el asunto por la paz? Pero, ¿Qué hubiese pasado si no lo hubiéramos hecho?

Dios, desea que persistamos, quizá muchas veces nos detuvimos, paramos nuestros esfuerzos, y era cuestión de solo una oración más para recibir nuestra victoria o nuestra bendición y ya no llego porque bajamos los brazos. El apóstol Pablo decía PROSIGO A LA META es decir, que aunque él ya tenía muchos logros, también muchos padecimientos, pero no dejaba de perseverar para obtener lo que al final de su carrera en el evangelio obtendría.

Yo no sé en este momento cual sea tu batalla o tu carrera, la victoria que quieres alcanzar, no sé si son cosas seculares como los estudios, o un puesto de reconocimiento en un trabajo, o simplemente un trabajo, o comprarte algo que anhelas o si es en lo espiritual, obtener algún don de Dios, la Biblia dice que pidamos los mejores dones, o si quieres aprender a predicar pero ves que por más que intentas nada mas no te sale, o si quieres llegar a ser líder, o que tu ministerio avance.

Lo que si te puedo decir es que, NO BAJES LOS BRAZOS, la historia relata que los brazos de Moisés se cansaron, eran muchas horas de guerra, pero había dos hombres con él, y cuando vieron eso, le pusieron una piedra para que se sentara y le levantaron ellos mismos los brazos.  Cuando tu veas que tus brazos se cansaron Dios siempre proveerá quien te ayude a levantarlos, tienes a tus líderes, tus pastores, acude a ellos, pero no los bajes. La Biblia dice que la guerra se dio hasta que se ocultó el sol, quizá contigo son días, semanas, meses o años luchando pero sin duda, si mantienes los brazos en alto, si tu mirada la pones en lo alto,  dijo el salmista, Alzare mis ojos a los montes (es decir a lo alto) de donde vendrá mi socorro? Y el mismo se contesta, MI SOCORRO VIENE DE JEHOVA.

Amigos, las guerras eso son, guerras, provocan desgaste pero no olvidemos que EN CRISTO SOMOS MAS QUE VENCEDORES asi que NO BAJES LOS BRAZOS. Porque sin duda, asi como Dios le dio la victoria a Israel, a ti también te la dará J